In memoriam

In memoriam
Siscu del Papaya

viernes, 8 de abril de 2011

¡QUIEN TENGA HONRA QUE ME SIGA!

   Sar Gavia es el último remolcador incorporado a la flota de Salvamento Marítimo. Sus principales caracteísticas son: 900 t, 39.7 m. de eslora, 12,5 de manga y dos motores diesel de 2.545 CV cada uno.Este buque es gemelo del Sar Mastelero, Sar Mesana, María de Maetzu , María Zambrano, Marta Mata , y María Pita. 


  Parece que los nombres se deben a la política de "igualdá" porque para perpetuar a prestigiosas pedagogas, filósofas y políticas parece más acertado ponérselo a un ente cultural o político, menos efímero en la historia que un barco. Más adecuado sería identificarlos con personas relacionadas con el salvamento o ayuda al prójimo, fáciles de encontrar, incluso de mujeres como María Pita, autora de la frase "quien tenga honra que me siga",  u otras que en la medicina y diversas actividades tuvieron un fin mucho más propio con la mar y salvar vidas. En cuanto a los nombres de Sar Mastelero, Mesana y Gavia, bueno pues, sí, son marineros, pero, si  no hay otros...,  a gusto de cada cual.  Mi modesta opinión.  
  Qué tiempos aquellos en que no tenías que preocuparte de la radio, el teléfono móvil, las bengalas, el piloto automático, la emisora de respeto, balsa, etc (y muchos etc.). Sin estar expuestos al control de la   Guardia Civil ..., eso sí,  con el riesgo de que  Mariano, el brigada,  te avisara a gritos desde el muelle:

                              - ¡ehhhh! ¡ Dónde vas  sin luceeees!
                              - ¡Perdoneeee brigadaaaa! ¡Luego  lo solucionooo!
                              - ¡Mañana pasa por el despachoooo!

Lo peor era la previsión meteorológica. El  simpático hombre del tiempo Mariano Medina, que a pesar de los medios de la época solía acertar.  Contaba él que tardaba dos horas en  preparar los dos minutos que duraba el parte en TVE. El chascarrillo de moda era el del pescador que se presentó en los estudios con un trozo de madera y le dijo:  conque marejadilla, ¿eh?.. También llamaban a su brazo el de Santa Teresa, porque era lo que  solo  salía en la pantalla.  Para asegurarnos pedíamos consejo al viejo pescador:
                               - ¿Cómo lo ve?
                               -  Oteaba el cielo y contestaba: bueno, no sé, puede,
                                   posiblemente cambiará...
                               -  Muchas gracias.

Salías pensando en el adagio:  "En la calma de la mar no creas por tranquila que la veas".


   La flota deportiva era muchísimo menor, pero la falta de medios y servicios de salvamento era la causa de lamentables sucesos. En aquella época se creó La Cruz Roja del Mar y posteriormente Salvamento Marítimo, que junto al Servicio Marítimo de la Guardia Civil ha supuesto una gran ayuda y tranquilidad para la gente de la mar. Aun hay una tercera flota más antigua,  el Servicio Vigilancia Aduanera (SVA).  Aunque su función es la persecución del contrabando al servicio de Hacienda  -cosa para la ciudadanía incomprensible porque en tierra es función de la GC- que en determinaas zonas ha ayudado en aquellas tareas; el resto los navegantes que siempre estamos dispuestos a echar una mano. 


Muchos años llevan trabajando las 24 horas del día todos estos servicios. Se han encontrado en situaciones muy peligrosas, incluso con resultado de muerte. También pescadores, marinos mercantes,  de la Armada,  deportistas. Muchos nombres donde elegir y recordar.


¡Qué barbaridad!, ¡cuantos años de todo aquello!, pero ¡qué buenos recuerdos! ¿Os acordáis?




1 comentario:

  1. Verdaderamente podían buscar otros nombres porque los hay donde elegir.
    Impresionantes los videos de Aduanas.
    No ha llovido desde Mariano Medina.
    Juan

    ResponderEliminar

No se admiten comentarios provocadores, injuriosos o que expongan falsedades, burlas o críticas perversas, evitando temas de política o dogmáticos de religión, siendo responsabilidad los autores del contenido de dichos comentarios o entradas.
Las fotografías son de distinta procedencia, desconociendo la propiedad de las mismas. Si alguien no desea que se publiquen le rogamos nos lo comunique para proceder inmediatamente a descolgarlas.